#flexionMental, #veinteD








Este #veinteD voy a ir a votar sin duda alguna.

Y tengo la sensación que participamos del miedo del conejillo. ¿No es como si deseáramos que una mano impoluta y pura nos saque de la jaula? Sin rasgarnos el pelaje ¡oye! Pues me temo que no. Como en la vida misma, camarón que se duerme se lo lleva la corriente. Y amigos, compañeros y camaradas nos hemos dormido lo nuestro unas cuantas generaciones con el bien estar social.

Expectante a la última semana de campaña, que no al debate de los dos títeres de mañana. Tengo nítido a quien no votar. A quienes decidieron pactar contra su pueblo, y mirarnos solo cada cuatro años: PP, PSOE e IU.

Lo viejo, no por ser viejo ha de marchar, no. Sí por permitir el caciquismo y la mediocridad en las instituciones y en la sociedad. Y abusar. Sus hechos les sentencian a irse. Ya está bien de votar promesas huecas cada cuatro años repetidas. Seamos jueces de nuestros gobernantes. Pruebas señores, no humo.

Lo emergente, que inunda el panorama, me alegra mucho. Es muy rica la pluralidad, y sana. Pero no me digan nuevo, mucho menos extremista. !Por dios¡ Ni estamos locos ni somos ignorantes.

Ciudadanos propone su modelo seudoneoliberal con cuño al buen patrón. Bien. Saldrá otra marca españa. A mi no me representan. Comprendo que haya gente a la que sí. Vivimos en una sociedad donde las ideas liberales, de acuerdo a derecho y a ley, tienen su espacio. Y si consiguen representación un sillón en el parlamento.

Podemos. Ay podemos, mis socialdemócratas neo ilustrados. A veces sueño con que son las cortesanas de la casta. Solo me despierta Errejón. Tras Guerra no ha habido un segundo espada como él. Sin sentirlos propios, están más cerca. Sus garantías para abordar el barco y negociar otro rumbo más justo están en el centro de por donde hoy pasa la lucha: recuperar lo más básico arrebatado en estas últimas legislaturas: la democracia y los derechos laborales y sociales por una vida digna, culta y prospera.

El resto, con todo mi respeto, no computan para decidir mi voto. Mi objetivo principal es impulsar que se vaya el PP de todas las instituciones posibles. PSOE y IU ya solitos van labrando su caminito. Qué mal sabor de boca de tanta buena gente traicionada.

Salud, amigos